miércoles, 20 de mayo de 2009

lunes, 11 de mayo de 2009

Érase una vez...un cuento



Érase una vez un lindo armadillo, que vivía en una cuevita de un paraje encantado.

Cada día ,muy temprano , el lindo armadillo salía de su cuevita y paseaba y paseaba hasta llegar a su riachuelito , donde pasaba los días hablando con su amiga la ardilla por aquí, con las tórtolas por allá, y haciendo lo que más le gustaba...que era mirar su reflejo en el agua .
Un día como otro cualquiera, el lindo armadillo, que se miraba en el riachuelo , descubrió un reflejo plateado;

-¿qué es lo que brilla así?

-soy una truchita , subía el río , pero ví tu reflejo en la orilla y me entró curiosidad , qué eres tú?

-un armadillo.....

Se hicieron grandes amigos, él le hablaba de su paraje encantado y ella de los ríos y ríos que había nadado....pasaron muchos días y la truchita no se alejaba de la orilla donde el armadillo iba cada día a hacerle compañía...

Hace siete meses ya , el armadillo a la truchita besó , el encantamiento se rompió, la truchita en una princesita se convirtió y con el armadillo en la cuevita se quedó.

Y colorín colorado, este cuento no se ha acabado....